Precios caros o baratos, pero si o sí distintos

Tener un sitio web con e-commerce es algo que nuestros clientes de Bahía Blanca y otros lugares a escala global nos demandan más hoy en día.

En Focus Mind, el desafío que siempre enfrentamos es obtener el porcentaje más efectivo de ventas de acuerdo a visitas recibidas.
Principalmente, cuando hacemos campañas de adwords o anuncios en redes sociales, en las mismas se presenta un costo por los click que realizan los usuarios en los anuncios.

Si éstos al ingresar al portal no se adhieren al newsletter del portal web o no realizan la compra de la promoción ofrecida, debemos considerarlos deficitarios. Imaginen si esto sucediera en una tienda de comercio tradicional, donde ingresan 100 personas por día y solo el 1% de éstas efectúa una compra como acontece en el mundo online, ¿sería difícil sobrevivir, no?
Salvando las distancias que podamos encontrar al comparar ambos canales de comercialización, hay una variable clave dentro del marketing mix de un producto  que es el precio. Pero, ¿qué tanto influye el precio y cómo se encuentra expresado al momento de concretar una compra online?
En neurosciencemarketing.com publicaron un nuevo estudio realizado por investigadores de Singapur y Yale que reveló una sorpresa sobre la variable precio y la comparativa entre distintos productos: si  dos productos similares o iguales, tienen exactamente los mismos precios en una tienda online,  los sujetos son mucho menos propensos a comprar uno de estos, que si los precios son un poco diferentes.

Esto puede parecer contrario a la intuición; al ser precios diferentes, ¿no se añadiría confusión al proceso de decisión?

En un experimento, los investigadores presentaron dos grupos de sujetos para comprar una goma de mascar, lo que en Argentina conocemos como chicle. Un grupo vio las dos opciones de chicle a un precio de 63 centavos de dólar, mientras que el otro vio un chicle a un precio de 62 centavos de dólar y el otro a 64.

Esta diferencia trivial causó 77% de acción de compra del segundo grupo para comprar VS solo 46% para el primer grupo.

En los puntos de venta de tradicionales, los productos similares generalmente son ofrecidos por el mismo precio. Pero en lugar de simplificar la elección para el consumidor,  podría en realidad aumentar la probabilidad de que el consumidor no compre nada.

Esto no quiere decir que un vendedor debe intentar fijar el precio individual de cada tamaño y color para un suéter, por ejemplo. Eso sería una pesadilla logística. Sin embargo, si dos suéteres son similares a excepción de, por ejemplo, uno que tiene el cuello redondo y el otro el cuello en v, fijar y exhibir el precio con una diferencia en centavos podría ayudar a vender más unidades totales.

0 comments on “Precios caros o baratos, pero si o sí distintosAdd yours →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *